Otro tecito! Entrevista en primicia con Ana (Granito de arroz)

Debe ser que me gustan los aliños por que he dejado macerando muchas cosas que habrá que cocinar. Entre ellas, la entrevista que le hice a Ana hace ya un tiempito.

Ana Colombia, o Ana Granito de Arroz, Ana Yoga … todas esas Anas es Ana y muchas más. Con ella estuve hablando ratazo largo, mirándola bien a los ojos que no paran de moverse inquietos y profundos tratando de averiguar si la acompaño por sus mundos, o por lo menos si la sigo cerquita … o a lo lejos.

Ana tiene mucho que contar! y lo que le queda! Le han hecho otra entrevista en un blog compostelano que tampoco podéis perderos:   complementa a las mil maravillas este “tecito” que ahorita mismo os cuento.

Vamos al bollo que aquí a parte de arroz hay mucha chicha!

Ficha Técnica:

Edad: 55!

Y yo le digo “qué jodíaa!!” por que decir que está estupenda es decir poco!

Profesiones: Técnica en empresas turísticas, Relaciones públicas, Educadora infantil, Técnica en centros recreativos y cuasi- cuasi Pedagoga. Me trata de explicar rápido pero la cosa tiene miga… y yo le pongo cara de que quiero que me siga contando.

Un rollo con unas oposiciones que aprobé pero fueron imputadas y se llevaron al tribunal supremo y estuvo parada 2 años la historia…y después dijeron que no valían que las cancelaban) Así que me cabreé, y me fui a vivir al campo y me volví una hippie: estuve trabajando el cuero, y fue cuando empecé con lo del granito de arroz y de aquí para allá!

¿Y cómo fue eso?

Así mismo, fíjate, con todo lo que estudié acabé viviendo de escribir nombres en granitos de arroz. A mi siempre me gustó estudiar, el saber no ocupa sitio… me pasé hasta los 35 años estudiando y dije yá! me están tomando el pelo así que me puse a otra cosa.

Centro/Lugar en el que impartes e impartiste clases: Ahora solo en Almazén. Daba clase a un grupo de gente que eran alumnos míos y alguna vez con Victoria le hacía alguna clase (Victoria tiene un centro en el Pexigo donde comparte con una gente). Pero ella deja de trabajar este año…

(“Vaya! me quedo sin probar el año que viene… snif!)

Aficiones confesables: Ninguna es confesable! (se lo piensa muchísimo) Yo qué se! Me encantan los caballos y el buceo… pero desgraciadamente ahora mismo no practico ni una cosa ni la otra. Por aquí hay un sitio, pero a mi no me va eso, me va galopar a pelo. En Colombia cabalgaba como una loca lo que se hace por aquí es ir de paseo y eso no es lo mio.

Empezamos que la petamos:

1. ¿Por qué Yoga?

(Ana se pone seria: Mira hacia arriba y respira más profundamente. Creo que ha visto que no me ando con chiquitas con las preguntitas de las narices)

Por que toda la vida he querido saber realmente de que va nuestra existencia. Y bueno desde muy chavalita siempre me pregunté “quien soy, a donde voy por que hay bichitos que saben perfectamente lo que tienen que hacer y nosotros no”…  y en esa búsqueda de la vida que te va llevando, a veces te pone contra la pared y te acorrala… buscas distintas formas de hacer que las cosas tengan sentido y superar el aburrimiento, la decepción y explicarte a ti mismo por qué crees que has merecido tanta confusión y tanto dolor.

Cuando tenía 13-14 años conocí a Kahlil Gibran y a través de estas fábulas me explicaban muchas cosas que me interesaban. Y en países como el mío, donde la naturaleza tiene mucha fuerza, está muy presente y te asusta (por ejemplo las tormentas, los terremotos que te ponen en contacto con la muerte de forma muy cruda) los pueblos son mucho más creyentes. Está más presente ese “algo superior” que explica la naturaleza de forma más unitaria.

Yo fui entrando en el yoga primero por lo físico y luego, una vez que empecé a ir a la India  me interesé por cuestiones más espirituales. Realmente India siempre me había interesado bastante por las distintas filosofías y maestros.

2.¿Cuanto tiempo llevas practicando?

Pues desde que empecé de casualidad he ido tomando contacto con el yoga de distintas formas. La historia de como empecé es muy bonita.

Fue tras una noche de luna llena impresionante con unos amigos titiriteros en un pueblo en Extremadura (cerca de la frontera de Portugal) y dormimos en un pajar. Fuimos a ducharnos y no había agua y el único sitio que había era un abrevadero que había lejos en un campo de olivos. Fuimos caminando entre los olivos iluminados por la luna, era una noche espectacular.

Uno de los que venían conmigo por la mañana nos dijo que se iba a hacer unos saludos al sol. Yo igual tenía 21 o 22 años y lo cierto es que siempre me había gustado hacer ejercicios. Y claro, me uní a sus saludos al sol.

Desde entonces hago unos estiramientos por la mañana. Luego fui a clase de Hatha yoga… aunque me resultaba muy aburrido.

Después, como hace 10 años alguien me dijo, “voy hacer Astanga Yoga ” y allí fui y dije “¿esto es yoga???!!!  esto me encanta!!”. Me aprendí la serie y empezé con Astanga.

Y luego cuando fui a la India hice yoga allí y luego allí en el Ashram me explicaron de todo: desde la parte más teórica: historia, filosofía, psicología, medicina y demás. El yoga es el estudio de “TODO!!” y tuve la suerte de estudiarlo allí durante tres meses de curso.

Es que el Yoga es todo uno. Hay que recordar que la parte física del yoga, surge de la necesidad de los meditadores de moverse para poder permanecer en las posiciones meditativas. De hecho el libro por excelencia del yoga, Los Sutras de Patanjali solo 10 refiren al yoga físico. Pero vaya, lo físico te puede llevar a muchos lados.

Occidente se empieza a interesar por el yoga en los años 60 y los maestros van desarrollando estas partes también para formalizarlo. Los occidentales les han dado una vuelta y nos centramos más en lo físico, pero hay mucho más.

3. ¿Por qué esta modalidad de yoga?

Yo hago Hatha pero bueno, me gusta también el Astanga. Yo estoy más por la parte de la meditación y el despertar de quien realmente soy. Pero el Kundalini por ejemplo,  no me gusta ni me interesa. Yo ahora estoy más con la meditación y el despertar de quien soy.

4. ¿Cuantas horas practicas a parte de las clases que impartes?

Todos los días hago algo. Entre las clases que daba que eran 4 días a la semana y un día a la semana de mi práctica personal me llegaba. Pero por ejemplo, en las clases …no hago la relajación y el cuerpo se resiente.

Lo que sí hago siempre es mi práctica de meditación por la mañana. Entre cuarenta minutos y una hora.

6. ¿Se liga mucho en siendo profesora de yoga?

Nooo, yo no qué va. Por que a mi el tema del ligoteo no me va en este contexto. Soy muy provocadora, me gusta seducir, me gusta la gente. Pero involucrarme amorosamente no.

7.Con qué gurú te irías a desayunar?

Wow! Con mucha gente. Pero creo que iría con Mooji. Lo conocí en la India, Lleva rastras es negro y nació en Jamaica. Me ha sorprendido mucho: me ha impresionado a lo grande y me parece estupendo para un despertar para mi. Es una persona hermosa, me encantaría desayunar con él.
— os dejo aqui un video para que le echéis un ojo

8. Cual es la frikada yógica más grande que has hecho, has ido alguna vez a una yoga Rave, un retiro…?

Es que he hecho muchas cosas muuu raras. Alguno de mis amigos si me ve por un agujerito no se lo creería. No sé, rezar… he cantado el Avemaría, he hecho cosas muy frikis.

– En este momento entran unos amigos de Ana en el Bar y se le ha iluminado la cara. Paramos la entrevista durante una horita para disfrutar de su compañía, hace mas de 10 años que no los ve!.
Pero seguimos!

Una de las frikadas, ha sido encontrarme poniéndome de rodillas y besando lo pies a un Gurú.

¿Qué te movió a hacer tal cosa?

Iba con un Gurú que trabaja la psicología transpersonal y nos daba unas charlas, pero el tío tiene una imagen así como muy divino: con una rosa en la mano y todo vestido de blanco.  Ana pone una mueca guasona (que me deja bien claro que el paisano no le caía muy bien y le parecía un chungo.)

Entonces todo el mundo lo besaba como agradecimiento al final de las charlas: él era el gurú e iba de gurú. El “permitía” que la gente le hiciera una reverencia, o le regalara cualquier cosa y yo internamente me decía: NÓ!NO! este es un payaso aunque realmente estoy agradecida de todo lo que he aprendido. Y tenía una gran discusión conmigo misma. Me levanté dos veces y lo intenté pero no podía con este debate interno.
Pero… finalmente fui: pensé “vas a superar tu ego, por que es tu orgullo lo que no te permite agradecérselo”. Lo pasé fatal pero lo hice: me arrodillé y le besé los pies y te juro que me saltaban las lagrimas de cómo me había superado a mi misma y a mi propio orgullo.

Cuando salí de allí,  me fui sintiendo que había subido un escalón y me había  superado.

9. Aquí tocaba la pregunta del entrevistado anterior… pero a falta de la de Mónica te hago la de la que será la entrevistada siguiente! (Sorpresaa, intriga…) Cual es tu rutina yógica -si es que la tienes- Cómo saludas al día y te despides de él?

Estirándome y estirándome. Por la noche me estiro y por la mañana me estiro. Y mi primer y último pensamiento del día es dar las gracias.

Aun nos quedamos un buen rato hablando de India, Yoga y muchas cosas más. Pero esa es otra historia…

Si quereis encontrar a Ana… tendreis que esperar! Como nómada que es, irá o volverá de alguna parte. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s